Fantásticas Ideas para las habitaciónes de tus hijos

Fantásticas Ideas para las habitaciónes de tus hijos

Aprovecha la oportunidad para decorar el cuarto de tu hijo como una forma de reconectarte con el niño que llevas dentro. El entorno de un crío puede tener un gran impacto en la forma en que crece y se desarrolla, por lo que los padres siempre tratan de hacer que los espacios de sus hijos sean lo más cómodos y divertidos.

Cuando los niños son demasiado pequeños para cuidarse solos, los factores de seguridad deben ser considerados al diseñar su dormitorio. Por ejemplo, instala barrotes en la ventana para evitar que caigan desde una altura. Elige piso a prueba de resbalones para evitar que se caigan al correr. Los enchufes eléctricos deben instalarse más alto para evitar que reciban una descarga eléctrica.

Involucrar a tu hijo en pintar su propia habitación lo alienta a ser creativo con su espacio. A medida que crecen y su estilo cambia, pueden volver a pintar las paredes con nuevas ideas. Las opciones son infinitas, opta por un patrón impactante o elige un esquema de colores que signifique algo para los dos. Una escena de su libro favorito o una cita de su película preferida son otras ideas divertidas. Los colores más suaves, especialmente el rosa, son el mejor color para la habitación de niñas y bebés.

Cuando se trata de muebles, los diseños simples, funcionales, resistentes y simples son los mejores. Aquellos que pueda conservar durante los próximos años son ideales. Escoge un armario en el que pueda guardar la ropa durante mucho tiempo. Una cama de madera es la mejor opción. Asegúrate de que tenga una buena lámpara. Cestas, cajas, gavetas y estantes son las soluciones esenciales para almacenar sus pertenencias.

Los niños necesitan muchas repisas para sus juguetes y libros. Los pizarrones son geniales para ellos porque no solo pueden usarlos para crear, sino que también pueden utilizarlos como herramienta para ayudarlos a aprender a organizar sus propias listas de tareas o para dibujar lo que les guste. Un escritorio y una silla deben ser súper cómodos y ergonómicos. Si decides colocar una alfombra, asegúrate de que el material sea esponjoso y el color no sobresalga demasiado del resto de la habitación.

En el caso de las niñas, las impresiones florales son una opción popular. Pero asegúrate de elegir un estilo y un patrón que no sea demasiado infantil, y con el tiempo, agrega cambios simples en los otros accesorios a su alrededor para que el dormitorio se adapte a sus necesidades.

Para los niños, la diversión y el juego son más importantes que el sueño. Sus habitaciones se pueden diseñar llenas de diversión para que puedan jugar y dejar volar su imaginación. Lo primero que puedes hacer es decorar las paredes con un gran diseño que se vea increíble.

Al decorar su habitación, no olvides consultar a tu hijo sobre esto para que sienta que su opinión cuenta. Su dormitorio es su espacio personal en la casa y seguramente influirá en su mente. Así que, asegúrate de decorarlo de una manera que le permita ser libre y sentirse inspirado.