¿Pintamos tu casa?

¿Pintamos tu casa?

La combinación de gris y amarillo es una mezcla de tonos neutros y cálidos. El color gris sirve como una gran base neutral, fácilmente se mezcla con cualquier otro color amarillo, que al ser un tono cálido le da un toque de vitalidad y modernidad a la decoración.

 

Hay entornos que requieren una decoración más suave como, por ejemplo, dormitorios que  también pueden recibir el gris y el amarillo como colores base. Sólo tiene que utilizar tonos más pálidos o matices de colores que se adapten al ambiente que queremos recrear.

Por su versatilidad y su neutralidad, puede utilizarse la combinación de gris y amarilla en cualquier habitación, incluyendo dormitorios infantiles, es una gran opción para escapar de los estereotipos de habitaciones de niños azules, rosa y verdes y lavanda.